El Pez de Oro CUENTOS DE ANTAÑO.

 

En esta oportunidad traemos una historia de un pececito, que le concede algunos deseos a un pobre pescador, a cambio de que este lo deje libre en el mar. Para reflexionar… La mujer se cegó, ya que pensaba que podía tenerlo todo. No hay atajos, «ni pececitos de oro» para poder tener la vida que uno sueña, sino un camino por transitar.